Ruanda y Lesotho II

Más hogares en África Sub-Sahariana, cuentan con una mujer como jefe de familia. Asimismo, las madres solteras son jefes de familia ante la creciente disolución de la unión marital.
Las causas de este fenómeno tienen el causante de la disolución familiar debido a las guerras civiles, genocidio como en Ruanda, la hambruna y las migraciones laborales cíclicas como lo es, en el país de Lesotho. La pregunta es ¿Qué ocurre?, las consecuencias graves y desastrosas de las guerras y la hambruna, ha hecho que muchas mujeres en África queden solas y prácticamente sin su familia y en el peor de los casos sin fuentes económicas para subsistencia. Un ejemplo fue el genocidio en Ruanda, dónde en tan solo en cien días hubieron al menos un millón de muertos, y en la primera entrega aborde cómo las mujeres en Ruanda han levantado de las cenizas Ruanda a convertirse en un país puntero sobre equidad de género. Pero volviendo a la pregunta, ¿Qué ocurre?, el ejemplo de Lesotho, cuando las mujeres se quedaron solas, a causa de las migraciones laborales de sus maridos, estás enviaban no solo a los niños a la escuela, sino también a las niñas, debido que la mayoría de mujeres comprendió que las mujeres necesitan también subsistir y canalizaron la educación como una alternativa futura para sus hijas. En la actualidad Lesotho, el 95% de las mujeres saben leer y escribir, y ahora mismo es un país con más igualdad de género del mundo, por encima de España y otros países desarrollados, y está entre los países dónde las mujeres pueden tener una calidad de vida aceptable. La dirección de la policía ciudadana y la de salud pública está a cargo de mujeres, y la voz de las mujeres se hace escuchar también en el sistema convencional de Estado de Derecho y el sistema consuetudinario Basotho. No obstante, las migraciones laborales de hombres africanos para trabajar en minería han hecho que los patrones del hogar cambien, debido que en el presente la tierra se ha deteriorado por el pastoreo y la siembras. Las oportunidades de ingresos familiares, se reducen a la migración laboral forzada para trabajar en canteras, y la mayoría de estos trabajos no permiten que los hombres migren con su familia. La composición de la mayoría de hogares en Lesotho encabezados por mujeres, se dan dos tipos: la jefatura “de facto”, dónde el marido está ausente por largo períodos de tiempo y la mujer debe asumir decisiones del hogar y del bienestar familiar, aun cuando recibo remesas del marido ausente. El otro tipo es la jefatura “de jure”, se da cuando la mujer es divorciada, viuda o madre soltera. Ruanda y Lesotho, se han alterado las costumbres de jerarquía a nivel cultural, siendo así el “Ingoma” arte de tocar tambores, está ahora siendo sustituido por mujeres, al igual que la construcción de casas.

Ley “Pulpín” , la controversia en Perú

La Juventud peruana promueve la derogación de la famosa Ley “Pulpín” Nº 30288, que crea un nuevo Régimen Laboral Juvenil.

La denominada ley , crea un Régimen Laboral Juvenil diferenciado en materia de igualdad ante la ley y en derechos humanos y por supuesto sobre derechos laborales; la ley ha sido una iniciativa legislativa presentada por el Gobierno del Presidente Ollanta Humala. La ley “Pulpín” (bautizada con ese término proveniente del lenguaje de jerga peruna que hace referencia a la falta de experiencia), han sido una fuente de indignación de muchos jóvenes peruanos que se han dado la tarea de manifestar constantemente denunciando el atropello de sus derechos laborales en virtud que a los jóvenes se les excluye de los beneficios laborales y compensatorios por el hecho de ser jóvenes en rangos de edad de 18 a 24 años. La polémica ley, entra en el paquete de normas que buscan reactivar la economía nacional en Perú. La ley Pulpín fue debatido en la comisión de Trabajo cuestionado por supuestas componendas, debido que durante el debate del proyecto de ley, no se contó con la participación de los representantes de las diferentes organizaciones juveniles para integrar una mesa técnica dónde pudieran realizar aportes. No obstante, otra de las instituciones que faltó y optó por guardar distancia y silencio a pesar que su finalidad es velar por los derechos de los jóvenes, y además ser el rector en política juvenil, fue la grave ausencia de la Secretaria Nacional de Juventud SENAJU. Otros de los sectores excluidos para la iniciativa de ley fueron los sindicatos y federaciones obreras, únicamente el sector empresarial fue tomado en cuenta al momento de iniciar el debate de opiniones. La ley fue aprobada rápidamente por el pleno del congreso peruano el día 04 de Diciembre del año pasado, siendo los votos mayoritarios a favor de la bancada nacionalista de gobierno y de la bancada más grande de oposición, la bancada fujimorista. La votación final fue de 57 votos a favor, 17 en contra y 8 abstenciones. Posterior a la aprobación, el gobierno se tomó la tarea de felicitar algunos líderes de partidos políticos nacionales (actualmente algunos de ellos aspiran a postular a la presidencia el próximo proceso electoral 2016). Para ese momento, a pesar que la Ley Pulpín fue aprobada en la época de vacaciones y fiestas navideñas, los líderes de la juventud peruana no esperaron para alzar sus voces, provocando un afectó dominó cohesionado que reunió una gran mayoría de juventud peruana; desde peritos y técnicos hasta estudiantes universitarios quienes han marchado masivamente en oposición a la ley. En la coyuntura política que vive Perú, la Ley Pulpín, ha traído una serie de desgaste al gobierno peruano y los oportunismos cerca de una campaña electoral, han obligado que los diputados de oposición que votaron a favor de la ley, presenten ahora iniciativas para modificar e incluso para derogar la ley. Las masivas movilizaciones para derogar la Ley Pulpín, son motivadas por el hecho que la ley no incluye seguro de vida, compensación por tiempo de servicios, vacaciones reducidas, entre otros. Entre las propuestas de modificación por la bancadas excluídas, se trata de agregar un sistema de cuotas de contratación juvenil en las empresas hasta un 3%, generación de empleabilidad en los jóvenes de 16 a 21 años, fortalecimiento de la protección social, y capacitaciones constantes con própositos de incorporación laboral en la empresa o institución. Se tiene previsto para el 28 de Enero una quinta movilización masiva para la derogatoria.

Esta coyuntura política en Perú, ha sido grandemente aprovechado por grupos pro Fujimoristas, a través de la  figura Keiko, que plantea nuevamente participar en elecciones en el año 2016.

 

La Firma y La Paz (en su justa dimensión)

Dieciocho años han transcurrido de los Acuerdos de Paz. ¿Guatemala estará preparada para dar el salto a la era de Paz?

Las críticas pueden ser diversas en materia de cumplimiento de los Acuerdos, y sobre todo enfocados en qué se ha hecho mal y qué se ha dejado de hacer. Debemos empezar a ver los Acuerdos de Paz en su justa dimensión,  y hemos olvidado también analizar el impacto que los acuerdos han producido en la población joven guatemalteca (quiénes son la mayoría de la población) , muchos de ellos menores de dieciocho años, y otros quienes vivieron la firma de los Acuerdos de Paz, en su niñez, actualmente tienen alrededor de veinticinco años, incluso algunos llegando a los treinta años o más.  Esa generación, en la cuál me incluyó, recibimos una Guatemala con aspiraciones democráticas y civiles, y hemos visto la evolución de las instituciones de gobierno, y hemos visto también en los adultos, el temor al cambio. También entre las cosas positivas que nos tocó experimentar en la era post firma de los Acuerdos de Paz,  ha sido la apertura vanguardista de la libertad de expresión,  y eso ha permitido que paulatinamente nos empecemos a cuestionarnos sobre ciertos temas de la agenda nacional y perdamos el miedo a exigir.

Por lo tanto, sí hablamos de resultados inmediatos de la Firma de los Acuerdos de Paz, uno de los resultados ha sido el goce parcial de los derechos individuales de la población joven y por supuesto sin dejar atrás el logro más importante, el fin del conflicto armado interno.  Sin embargo,  sí de la Paz se refiere, las principales debilidades del cumplimiento de los Acuerdos, ha sido en materia socio-económico, y no se trata de lo que no se ha hecho, sino de lo que han dejado de hacer.  Y una de las principales consecuencias en desatender esta área, fue el proceso evolutivo de la violencia, siendo actualmente complejo y desbordado, dificultándose abordar el tema, dado a su misma complejidad, para reducir brechas que permitan una medición de “mejoría” o “marcha atrás”del fenómeno post conflicto.

Sabemos que es una tarea compartida y no sólo exclusiva del Estado o gobierno de turno; comprendemos que tenemos recursos limitados, y es porqué está vinculado a otro mal (talvès no muy moderno), en la evolución de las instituciones del Estado, no todo fue bueno, al menos se hizo más evidente la corrupción incrustado en esa “burocratizaciòn” de las instituciones (se volvieron complejas, alegándose de su principal tarea, estar al servicio ciudadano) ;  entre otros factores, agrego la falta de cultura tributaria que va unido a la desconfianza al sistema de gobierno. Además no hemos aprendido también, a cumplir con las obligaciones y responsabilidades como ciudadanos, siempre existen “excusas” (muy innovadoras, incluso hasta supuestas teorías) que justifican de alguna u otra manera la falta de responsabilidad ciudadana. << ¿Entonces, cuál es problema, La Firma, La Paz, o nosotros? >>

Volviendo a los efectos positivos derivados de los acuerdos de Paz, no se ha mencionando en ningún otro espacio de opinión ( al menos en este diciembre 2014 en el marco del 18 Aniversario de los Acuerdos de Paz), el logro de la autonomía de las municipalidades, traduciéndose en  mayor participación a nivel comunitario creando subsidiariedad (volver responsables de sus asuntos a los gobiernos subnacionales) . Otro tema poco discutido, el cuál mencione anteriormente, trata sobre las  responsabilidades ciudadanas, hemos abandonado nuestra responsabilidad de construir una cultura de Paz, por alguna razón aún nos cuesta creer o no percibimos la paz post Acuerdos de Paz .

Haciendo un repaso a nuestros antecedentes, podría ser que esa falta de credibilidad a la paz o post Acuerdos de Paz, va  unido al hecho que la sociedad guatemalteca no ha tenido la madurez política para apostar al cambio, como las reformas constitucionales que fueron rechazadas por la mayoría de la población por el nivel de escasa participación en la consulta popular realizado en 1999. Pero, quizás para ese entonces fue prematuro y la sociedad de ese momento rechazó la incorporación de las reformas constitucionales derivados de los Acuerdos de Paz, dejando atrás una visión futura de país, talvèz porque confiaron que el  problema urgente era terminar el conflicto armado, sin antes abordar los problemas más importantes del país que dieron origen a ese conflicto. (Visto desde el punto de prioridades, terminar la violencia armada y dejar de sacrificar hijos guatemaltecos, entonces se logro el fin, más no así los objetivos que fueron consensuados por las partes involucradas).

Entonces, lo correspondiente a nuestra tarea como ciudadanos en este tema sacamos “0” porque no procuramos construcción de convivencia, y de la identidad;  y olvidamos los acuerdos posteriores. (¿Cuándo estaremos listos para la convivencia en Paz, basados en el respeto y conocimiento del otro? )

Sin embargo, el tiempo juzgará esa decisión; y ahora sumado a los nuevos problemas, junto con los problemas ya existentes, estamos llegando a un punto dónde tenemos que plantearnos como sociedad hacia dónde queremos dirigirnos, si queremos continuar con la Firma o sí realmente queremos La Paz. ¡Es nuestra Tarea también!

P.d La sociedad colombiana toma nota de nuestra experiencia de los Acuerdos de Paz, su decisión demostró que nunca es tarde para tomar los rumbos reconciliadores para la paz. Espero que puedan analizar nuestras lecciones aprendidas, y nos demuestren la nueva era de Paz y Reconciliación. El foco de atención, será los nuevos actores que participan en Cuba en esa negociación, actores nuevos. La temporalidad de los programas de resarcimiento, y la creación de nuevos impuestos como compromisos que amparen los acuerdos, son algunos de los componentes que se deben re-evaluar y discutir en estos procesos.

El Debate sobre Desigualdad #LomasComentado #MundoInternacional

En el marco de la feria del libro en Frankfurt Alemania, el best seller “El Capital en el siglo XXI”, del economista Thomas Piketty, genera una de las más importantes discusiones sobre la desigualdad.

Una de las principales tesis del libro, se trata sobre el rendimiento actual del capital, el cual ha sido siempre más alto que el crecimiento económico, lo que lleva a una concentración de la riqueza que puede terminar amenazando la democracia. Con esta reflexión sostiene el dicho “Trabajar para ser Pobre”; siendo el argumento acuñado de Piketty, quien señala que en la actualidad los salarios no permiten generar ahorros a las familias, cómo lo fue durante el período del “babyboom”. En esencia, el punto de interés que rescata el economista Piketty, desde el punto de vista en Derechos Humanos sobre todo los derechos económicos y sociales, es el salario digno y el ahorro financiero como un derecho humano para el desarrollo. El debate sobre salarios dignos que permiten el ahorro, ya es un tema que se discute ampliamente en la actualidad, ante un contexto donde los salarios mínimos ya no son suficientes para lograr el desarrollo pleno y digno de las personas. Esto se puede observar en las estadísticas sobre capacidad adquisitiva de la población, y en la recaudación tributaria, los cuales al ser cifras que disminuyen, son síntomas de la contracción de la clase media. Lo que lleva preguntarnos ¿Cuál es la responsabilidad de las empresas con sus empleados?, sabemos muy bien que un negocio no es una obra de caridad, pero en ¿en dónde queda la responsabilidad y la ética? Sí se pagan salarios mínimos o diferenciados del mínimo, entonces debería ser etiquetada la empresa como una compañía sin ética y falta de compromiso para el desarrollo, aunque se comporte de una manera muy responsable en otras áreas de su actividad, tanto en lo social como en lo económico y ambiental. Debemos hacer que la práctica de pagar salarios dignos sea un incentivo propio desde el sector económico como un aporte a la generación del desarrollo. Y el papel del Estado, es asegurar los derechos laborales de los empleados y generar incentivos cómo créditos para la inversión responsable y con ética, sobre todo para aquellos ciudadanos emprendedores con visión social. El intervencionismo es un concepto ambiguo y poco efectivo que puede también significar un gran riesgo a la democracia y sobre todo al desarrollo, este debería sustituirse por pactos éticos para el desarrollo, como un modelo de ejercer ciudadanía responsable, tenemos la responsabilidad de generar cultura ciudadana y no solo de buenas intenciones. La teoría del francés Piketty, pone en vigencia el debate sobre la desigualdad como una cuestión intolerable, e incompatible para el desarrollo humano en la modernidad.

 Será interesante asistir al webinar que se estara realizando en estos días por parte del sr. Phil Magness quién hará un análisis de los datos utilizados de Piketty en su libro. Lo invito a que pueda ver el enlace y sí es curioso en participar también…

https://www.facebook.com/search/results/?q=piketyy&init=mag_glass&tas=0.6789603341996372&search_first_focus=1415295428611#!/events/794836203911067/?fref=ts

Apuntes sobre Ayotzinapa

La desaparición de los 43 estudiantes normalistas ha generado en México un movimiento de indignación que ha puesto bajo la lupa la corrupción y criminalidad de los estados.

La desaparición de los estudiantes en Iguala, Guerrero, es un caso de “desaparición forzada”, aseguró Jesús Peña Palacios, representante adjunto en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Este domingo se ha cumplido un mes completo desde que, el pasado 26 de septiembre, 43 estudiantes de magisterio (normalistas) desaparecieron en el municipio mexicano de Iguala, en el estado de Guerrero, a unos 200 kilómetros de la capital del país. Los estudiantes, que se preparaban para ser profesores rurales, fueron atacados por la policía municipal tras participar en una protesta. Pero la situación de fondo, una vez más, la violencia descarnada del narcotráfico, pero también un estado generalizado de corrupción y criminalidad (el alcalde de Iguala y su esposa, acusados por la Fiscalía mexicana de ser los autores intelectuales del ataque, se han dado a la fuga), sumado al fracaso político de la guerra contra el crimen organizado de las drogas. Todo parece indicar que fueron los propios agentes quienes, bajo supuestas órdenes de la esposa del alcalde quien también es señalada de tener vínculos con el narcotráfico, los habrían entregado al grupo criminal Guerreros Unidos, un sanguinario cártel nacido hace apenas tres años. Desde entonces, se ha iniciado búsquedas e investigaciones pertinentes, las cuales han llevado a descubrir fosas clandestinas dentro del territorio, siendo cuerpos en su mayoría mutilados sin identificar, que salen a la luz para constatar crímenes aún sin resolver y la barbarie de total impunidad que estos grupos criminales actúan.

Francisco Goldman explica en The New Yorker que la escuela Normal de Ayotzinapa prepara a los jóvenes para ser profesores en las escuelas más pobres del estado: “Los estudiantes proceden en su mayoría de familias indígenas, campesinas y pobres. Normalmente son los chicos más brillantes de sus comunidades [de los 600 jóvenes que solicitaron el ingreso, solo fueron aceptados 140, incluyendo a los 43 desaparecidos]”. Según Goldman “Llegar a ser maestro es visto como un paso adelante en la vida campesina, pero también como un modo de ser socialmente útil en sus empobrecidas comunidades”. Es impensable que en esta época, continúen este tipo de prácticas cuyo pasado queremos tratar de reconciliarnos como sociedad, para seguir adelante con un presente más ciudadano y democrático. Realmente urge encontrar una solución contra la mal llamada “cultura de la corrupción”, no debemos permitir que estás prácticas se continúen heredando.

También es bastante envidiable la movilización social que ha provocado este hecho lamentable, la sociedad mexicana está conmovida y no se hizo de la vista gorda. Actualmente el sábado 1 de noviembre se logró la captura del alcalde de Iguala con su esposa, esperemos que la justicia llegue pronto y se logré encontrar el paradero de estos 43 estudiantes brillantes, que eran y son semilla de sus comunidades.

Bad Feminism

Claire Lehmann

“Pop-feminism,” as a movement, valorises feelings above reason, cynicism above hope. It has regressed to a point where anything at all, no matter how irrational or how narcissistic, can be celebrated as ‘feminist’.

Articles such as: I Look Down On Young Women With Husbands And Kids And I’m Not Sorryor How Accepting Leggings as Pants Made Me a Better Feminist are shared wide and far on social media as feminist political statements.

Anyone can identify as a “feminist”. Even men who openly admit to domestic violence, such as Hugo Schwyzer. There are no boundaries, no benchmarks and no standards to which feminism will hold itself accountable.

It was not meant to be like this. In 1792, Mary Wollstonecraft publishedThe Vindication of the Rights of Women. Her basic hypothesis was that women are capable of reason; just as men are. Yet because women are denied a…

Ver la entrada original 677 palabras más

El Derecho al Peatón

El peatón tiene derecho a movilidad total y sin impedimentos, y esto puede conseguirse mediante el uso integrado de medios de transporte y servicios seguros y adecuados para la movilidad peatonal.

 

Mi posicionamiento personal, sobre el uso del automóvil está vinculado a mi pensamiento del ahorro ecológico, además de evitar el tráfico de vehículos que únicamente transportan una persona. En una ciudad que concentra casi los cuatro millones de habitantes, se hace imposible movilizarse, e incluso toma más tiempo moverse dentro de la misma ciudad año con año. A mi criterio, yo he optado por alternar mi transporte, usando en ocasiones el automóvil y frecuentemente utilizo el transmetro. Decisión que va muy unido a mi derecho cómo ciudadana de utilizar el transporte público, porqué entre mis responsabilidades ha estado el pago puntual de mis impuestos, boleta de ornato etc, siendo una decisión certera de ejercer mis derechos como ciudadana.  

Pero para realizar el derecho a la movilidad y libre locomoción, es decir una movilidad sostenible que signifique retomar el espacio público, y a la vez caminar para una vida saludable, es aún derecho limitado en Guatemala. Tenemos una creciente demanda de movilizar cada año, miles de personas a sus lugares de trabajo, o estudio, y la infraestructura que existe no está siendo suficiente para la alta demanda del servicio de transporte público. Muchas veces, las personas están obligadas a pagar una tarifa de cinco quetzales a microbuses sin autorización, siendo una violación clara a sus derechos, y en ningún momento he visto que exista control a esos transportes piratas. También el surgimiento de mototaxis en la ciudad sin ninguna regulación, que además son transportes de alto riesgo, ya que no cuentan con medidas de seguridad adecuadas para el transporte de personas. En fin, hay diversas iniciativas mundiales que apoyan al peatón, como Walk 21, Red de Ciudades que Caminan, y la Federación Internacional de Peatones. Algunas soluciones prácticas que se recomiendan son: coincidir rutas de colegas, amigos y familia para el uso eficiente del automóvil; ó caminar más y tomar el transmetro, este implica un poco de ejercicio y también paciencia ante lo complicado que es caminar en la ciudad derivado del tráfico, e inseguridad entre otros. Le invito a que haga una prueba, utilice el transporte público más moderno que tiene Guatemala, y luego atrévase a cruzar la avenida las Américas en las horas pico a su destino, y verá que es un deporte extremo cruzar las calles que aún no han sido aptas a la movilidad peatonal.

 Imagen